Pan de jengibre, meloso y sabroso.



Desde hace algunos años, las fiestas navideñas tienen, para mí, sabor a especias. Ya les he contado por qué me encantan y en esta época, las sigo prefiriendo por encima de los hiperdulces fruit cakes (que se ven bien bellos, pero los pruebas y no sabes si es el ron o el azúcar lo que te engarrota el paladar).

Además, este año también, me di chance de agregar un nuevo ingrediente que, aunque ya lo conocía, porque en Colima -de donde soy y donde producen caña- la comía, pero no en postres, como ahora. Lo que ha resultado una grata experiencia, porque aunado al sabor del pan en sí, en cada mordida vienen recuerdos y memorias de esas épocas que, inevitablemente, te envuelven en una mezcla de nostalgia y alegría. Por eso amo cocinar, porque como los libros, los panes (con buen contenido) te hacen vivir o revivir grandes historias.

Un poco de historia y sus ingredientes

El pan de jengibre o especias, tiene como característica principal, el uso de la melaza. Es típico de la gastronomía navideña del norte de Europa, a donde la receta fue llevada en el S. X. En especial en esta época, es habitural encontrar galletas en diversas formas, siendo más populares las de hombrecillo o aún de casa. (Wikipedia) 

Y no, nunca subestimen el poder de una galleta. Cuentan que la primera ocurrencia documentada de galletas de pan de jengibre con forma humana, se dio en la corte de Isabel I de Inglaterra, quien regalaba a sus visitas importantes, galletas parecidas a ella. No imagino el estrés de quienes las hacían... 

El caso es que la receta -como todo lo bueno- se popularizó, muchos países la adoptaron y adaptaron y afortunadamente, hasta nosotros, tenemos la oportunidad de probarlo, incluso en una versión más sana, gracias a sus ingredientes.

Los más característicos son dos: la melaza y el jengibre, así que hablemos un poco de ellos.

La melaza es el resultado de cocer el jugo de la caña de azúcar, cuyo proceso ayuda a que se evapore el agua y se concentren en ella los distintos azúcares naturales de la fruta.

Esta azúcar es evaporada hasta que se obtiene una textura similar a la miel de abeja. También destaca por su espesura y por característico color, de manera que cuanto más oscura sea la melaza, más nutrientes tendrá.

Es rica en hierro, cobre, otros minerales; con una carga glucémica moderada, de 55 y, obvio, por su color, hará el pan más oscuro.

El jengibre, es una plata de la familia de las zingiberáceas, de la que se conocen muchos beneficios y pocas contraindicaciones. En la cocina tiene muchos usos y en cuanto a uso medicinal, Galeno lo utilizaba para corregir tumores, defectos del cuerpo y en tratamientos de parálisis. Estudios recientes  realizados por GreenMedInfo y publicados en el sitio del Dr. Mercola en Español, señalan que el jengibre también podría ser útil para: 


Mejorar la función cognitiva en mujeres de mediana edad18
Proteger contra virus respiratorios19
Reducir el vertigo20
Mejorar la absorción y digestión de grasa21
Proteger contra los efectos tóxicos de las sustancias químicas ambientales como los parabenos22
Ayudar a prevenir ataques cardíacos23
Aliviar el dolor de artritis al igual que la Indometacina que es comúnmente utilizada para tratar este problema de salud24
Prevenir y tratar la enfermedad de hígado graso no alcohólica (NAFLD)25
Infecciones fúngicas y bacterianas resistentes a los medicamentos26
Reducir el daño y pérdida de la memoria relacionada con un derrame cerebral leve27
Proteger el ADN de los efectos dañinos de la exposición a la radiación28
Combatir la diarrea bacteriana29


Así que no duden en incluir en su dieta al jengibre, en cualquiera de sus formas.

La receta

Hacer este pan, es de lo más sencillo. Tengo otras dos recetas, pero sin duda, esta es la más fácil y no menos sabrosa. Quizá el único problema es la cantidad (un molde cuadrado de 20x20 cm) y el tiempo en que te lo comerás. Pero si lo haces, lo pruebas y te gusta, puedes hacer más y en versiones individuales. 
Este video no es del paso a paso, ¡sorry! aún no me da tiempo de hacerlo, pero prometo hacer algo al respecto pronto. 

Ingredientes

1 1/2 taza de harina (yo usé de trigo integral orgánica)
1/2 cucharadita de bicarbonato de sodio (a nivel del mar usa 1 cucharadita)
pizca de sal
2 cucharaditas de jengibre en polvo (sí, lleva un buen, porque es de jengibre)
1 cucharadita de canela en polvo
1/4 de cucharadita de clavo molido (puedes ponerle menos si no te gusta)
4 cucharadas de aceite vegetal (yo usé de aguacate)
1/3 de taza de azúcar de piloncillo o de coco
1/3 de taza de melaza de caña
2/3 de taza de agua caliente
1 huevo



Cómo hacer: 

-Precalienta horno a 175°C y forra un molde cuadrado de 20x20 con papel para hornear. 

-En un tazón cierne harina con polvos y especias. Reserva 

-En otro tazón combina aceite, azúcar y melaza. Agrega el agua caliente para que sea más fácil mezclarlo y, cuando esté tibio, añade el huevo y bate hasta incorporar. No pongas el huevo cuando esté caliente, porque tendrás huevo cocido, ¿eh?

-Agrega los ingredientes secos a la mezcla anterior y bate hasta incorporar (ayúdate con una espátula) 

-Vierte la mezcla en el molde preparado y hornea por 30-35 minutos, o hasta que las orillas estén hechas y el centro suave, pero firme. Cuida que no se sobrehorneé, recuerda que fuera del horno, en el molde, se sigue horneando.  

-Saca del horno y deja enfriar unos minutos antes de desmoldar para que enfríe por completo, antes de cortar. 

-Sabe delicioso con crema batida de coco, porque al no llevar azúcar, le resta dulzor al pan. Pero ya me dirás cómo te gusta más a ti. 

Gracias por dejarme compartir. 
Nos leemos pronto. 

Comentarios

  1. WOOO! Hoy hice tu receta. Deliciosa y práctica. La hice con harina de espelta y a falta de jengibre en polvo use extracto natural de jengibre diluido en el agua caliente. AH! y agregue algunos trocitos de jengibre cristalizado al final. Aún no hago la crema batida con leche de coco pero creo que no alcanzaré a hacerla porque ya llevo dos piezas y aún no lo doy a degustar. ;) Gracias por compartir. Saludos desde Mty! o/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Qué padre, Herón! un honor tu comentario. Saludos hasta el bello Monterrey!!!

      Eliminar

Publicar un comentario

Gracias por tu visita!

Miembro de

Miembro de

Miembro de

Tienda de productos orgánicos en Facebook

Entradas populares