Una historia de amor cacao-chocolatosa

"¿Para qué necesitamos enamorarnos, si podemos comer chocolate?"
No. No es adicción; es pasión y -casi, casi- sinónimo de amor. Aunque confieso que cuando lo conocí no era tan auténtico como ahora, que lo disfruto tanto. ¿Qué les digo? Conocer bien a alguien, lleva su tiempo y nunca deja de sorprendernos.

Lejos, muy lejos quedaron el CarlosV, los choco-roles o pingüinos que compraba en la tiendita de la esquina hace años. Perdón, pero hasta en el chocolate hay razas y alguien que se quiere y se respeta, procura darse lo mejor...Me molestó mucho saber que me engañaban con más azúcar que cacao, pero no los culpo de mi ignorancia y mi afán por hacerme de "la vista gorda". Hasta que un día...

Un día de esos en que uno se cansa de sentirse engañada, maltratada y sale en busca de nuevos y mejores horizontes, el mundo conspiró en mi favor y descubrí al padre de todos los chocolates, el maravilloso:

CACAO 

Semillas de cacao. Foto de internet



"Theobroma cacao" es el nombre científico del árbol del cacao. Theobroma significa en griego "alimento de los dioses" y cacao, deriva del nahua "cacáhua".

Pero "cacao" surge del maya "Kaj" que significa amargo y "kab", significa jugo. ¡Entonces entendí que el verdadero amor no es tan dulce como el chocolate de la tienda! :)





El caso es que así fui conociendo el origen del chocolate, que no es otra cosa que una mezcla de cacao con azúcar y/o leche, además de otras sabores, colores y especias.

Conocí los chocolates con porcentajes (entre más porcentaje de cacao, tienen menos azúcar) y decidí quedarme con el mejor: el 100 por ciento cacao.

El cacao es amor

¡Y cómo no! Cuando te haces consciente de que es un alimento rico en minerales, vitaminas y fibra, te quitas de la cabeza esas frases con las que en una época te bombardearon: "comer chocolate engorda, te saldrán espinillas, es pura grasa, etc. etc. etc." al comprender que el CACAO no es lo mismo que el CHOCOLATE.

De entre tanta cosa que nos da consumirlo, tenemos que es:
Foto: hábitos.mx

Antioxidante: Ayuda a prevenir el envejecimiento y riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares y cáncer. Es mejor tomarlo en las mañanas y antes de muchos alimentos pesados.

Rico en magnesio: un mineral que nutre nuestro sistema nervioso y nuestra musculatura.

Calcio: que ayuda a fortalecer los huesos y dientes. Por es importante que no sea con azúcar y menos de la refinada.

Vitamina C: que nos ayuda a elevar defensas y a prevenir muchas enfermedades.

Fibra: Por su origen vegetal, contiene fibra y ayuda a eliminar sustancias tóxicas del cuerpo y regular niveles de glucosa en la sangre.

Triptofano: Un aminoácido que favorece la producción de serotonina, un neurotransmisor que lleva una señal nerviosa que produce felicidad. Por eso no hay -salvo los alérgicos- quien se resista.

Pero como todo en la vida: nada con exceso, pues también es un estimulante (menos fuerte que el café), pero puede llegar a causar insomnio e hiperactividad. Bien dicen que ni todo el amor, ni todo el dinero, ni todo el cacao,


La receta de la semana

Si quieres demostrar amor, que sea con chocolate. Y si está hecho por ti, será siempre mejor. Así que si se están quebrando la cabeza, pensando en qué regalar o regalarse este 14 de febrero, les dejo la receta de estos deliciosos brownies chocolatosos, incluida en el recetario electrónico que tengo a la venta, con precio especial de 50 pesos, hasta el 15 de febrero (después lo podrán adquirir, pero en 70 pesos). Si lo quieren comprar, sólo den click aquí para ver los detalles; pueden hacer depósito, transferencia o pago por paypal. En tanto, les dejo la receta: 

Brownies chocolatosos
(sin gluten)




Ingredientes: 

150 gramos de mantequilla sin sal 
1 taza de azúcar de coco
3/4 de taza de cacao en polvo
pizca de sal
1 cucharadita de extracto de vainilla
2 huevos orgánicos
1/2 taza de harina de almendra
2/3 de nueces de castilla (opcional)

Cómo hacer: 

-Precalienta horno a 165°C
-Engrasa y forra con papel para hornear, un molde cuadrado de 20x20 cms. 

*Coloca una olla con poca agua sobre fuego y deja que hierva. Retírala de la estufa y pon otro recipiente (de acero o vidrio) más grande encima, para derretir con el vapor del agua, el cacao, la mantequilla, el azúcar y la sal. Mezcla constantemente, hasta que se integren por completo. 

*Agrega la vainilla y los huevos uno a uno, batiendo rápidamente cada que agregues un huevo. Es importante que no esté muy caliente tu mezcla, sino puedes tener unos huevos cocidos. 

*Añade la harina de almendras y mezcla hasta que se integre. Finalmente, las nueces picadas. 

*Vacía en el molde preparado y extiende con espátula o con con una cuchara. 

*Hornea por 20 a 25 minutos (depende de tu horno), pero desde el minuto 20 puedes ir checando. Si un palillo que insertes en el centro sale húmedo, pero sin migas, está bien. 

*Deja enfriar varias horas sobre una rejilla, antes de desmoldar. Sabe delicioso al tiempo o frío. 


Espero les guste tanto como a mí. 

Que tengan una semana llena de amor, de salud y sobre todo, de buenas decisiones chocolatosas.

Nos leemos pronto. Gracias a Facilísimo por dejarme participar en su reto mensual 





Fuentes: mejorconsalud, wikipedia

Comentarios

Miembro de

Miembro de

Miembro de

Tienda de productos orgánicos en Facebook

Entradas populares