Dime con quién te juntas...y te invito unas galletas!

"Eres el promedio de las cinco personas de las que te rodeas" Jim Rhon

Dicen que si alguien tiene pesadez en su corazón, debería hablar de ella; así se aligera la "carga" y hace espacio para mejores cosas. La pregunta es ¿hablarlas, con quién? ¿A quién buscamos cuando necesitamos consejo o guía? ¿Por qué?

Siendo honesta, la mayoría de las veces nos engañamos: caemos en redes de la atención selectiva, donde más que un consejo, buscamos que validen lo que queremos ver o creer, aunque no sea lo que necesitamos y, no sabemos si ir con la adivinadora, el brujo, el médico, la mejor amiga, el cura, o quien más nos convenga y convenza de ello en el momento.

Pero ahí vamos con nuestro paquete de dudas y su respectiva justificación por delante. Abrimos nuestra boca, nuestras palabras, nuestros oídos y nuestra energía a quién sabe quién o, en el peor de los casos, acostumbrados a evitar sentirnos juzgados, decidimos callar y hacer como que no pasa nada, que no es tan importante y "ya pasará", convirtiéndonos en nuestros propios consejeros, basados en nuestros miedos, juicios.

Jamás pondría en duda confiar en nuestra intuición, si no fuera porque ignoramos que funciona muy bien para decirle a los demás lo que les es conveniente. Somos buenos resolviendo vidas ajenas, ¿verdad?. Sin embargo, en los asuntos propios, la cosa se torna más compleja y es difícil distinguirla de la "loca de la casa". ¿Quieren probar?

El arte de saber escuchar y ser escuchado

Desde una perspectiva kabbalista (o cualquiera que prefieran) siempre es importante estar atentos a nuestro entorno, ver con qué personas elegimos rodearnos, platicar y compartir desde una plática, hasta un sueño o alimento. Ojo: no se trata de eliminar gente de nuestra vida, sino de detectar la energía (o actitud, le llaman otros) en la que vibra o se mueve, y simplemente, evitar que nos jale. Nada, pero nada facil...de hecho, es tan complicado, que la vida misma casi siempre se encarga de movernos, a veces por la buena...

Así que la lección más importante al respecto es saber elegir a quién le abrimos nuestros oídos, porque además le estamos abriendo otros canales. ¿Quieres saber a quién confiarle tus inquietudes?

*Asegúrate que su lugar (mental y espiritual) sea mejor que el tuyo.
*Que su conciencia esté basada en tomar responsabilidad
*Que tenga un propósito o una misión que implique mejorar al mundo mismo
*Generalmente dirá cosas que no te gusten o todo lo contrario a lo que desearías hacer. *
 "Si la persona no es espiritual, no puede tener la razón" 
El Zóhar

La receta de la semana

Siempre que puedo, aviso: No soy chef, pero sí estudio, investigo, experimento y tomo cursos...De ahí mi valor de atreverme a compartir recetas y productos. Más que negocio, mi deseo es que aprendamos a comer para vivir bien, conocer y acercar opciones, probar sabores, ingredientes y salir del "pan con lo mismo".

Así es como busco recetas y cuando las pruebo, si pasan la prueba, se las comparto. Aquí la de esta semana: 

Galletas de almendra, coco y especias (veganas, sin gluten)**



Qué necesitas: 
2 tazas de harina de almendra
1/4 de taza de harina de coco
1/2 cucharadita de bicarbonato de sodio
2 cucharaditas de extracto o esencia de vainilla
1/2 taza de miel de maple
1/3 de taza de aceite de coco (o mantequilla a temperatura ambiente, si no las quieres veganas)
2 cucharaditas de canela
1 cucharadita de jengibre molido
1 cucharadita de cardamomo molido
1/2 cucharadita de clavo molido
1/2 cucharadita de pimienta negra molida
1/8 de cucharadita de nuez moscada


Cómo hacer:
-Mezcla los polvos con las harinas cernidas (sobre todo, la de coco)
-Agrega el aceite o mantequilla y mezcla con espátula, hasta incorporar muy bien 
-Coloca sobre un tapete de silicón o papel film o aluminio, cubriéndola con otro igual para poder extenderla con un rodillo, hasta que quede de medio centímetro de grosor
-Usa cortadores de figuras o la boca de un vaso estrecho para obtener las galletas. Colócalas en la charola cubierta con papel para hornear 
-Refrigéralas por 15 a 20 minutos y aprovecha para encender el horno a 170°C
-Hornéalas por 10 minutos o hasta que tomen un color dorado.
-Saca del horno y deja enfriar. Puedes espolvorearlas con azúcar glass de stevia (marca Naturevía) o simplemente dejarlas así y disfrutar con tu bebida preferida. 

La novedad

Antes de despedirme, les cuento algo: desde hace años, tenía el sueño de hacer una agenda. Por miedo, falta de tiempo o dinero, más lo que se les ocurra, lo fui dejando por ahí, hasta que entendí que si espero a tener el tiempo y el dinero, nomás no haría nada. Así que ese simple sueño de agenda, terminó por ser además, un recetario. 

Son recetas prácticas, nutritivas y, en su mayoría postres, por supuesto. Una edición sencilla, de producción artesanal y lo más ecológica posible...limitada (por mis ahorros, claro), pero con mucha emoción y deseo de compartir una forma diferente de convivir con la cocina y nosotras mismas.

Si les interesa, me mandan correo para darles más detalles. Valen 200 pesos y estarán disponibles en unos dias más. Sólo aviso para que me consideren en sus presupuestos. Pronto se las muestro completita, pero si quieren ganarse una, los invito a suscribirse (abajito de la foto de los brownies: sólo dejan su correo, confirman en su bandeja de entrada y descargan gratis la receta) para que puedan participar en el sorteo (incluye envío en la República Mexicana) 


Cualquier duda, estoy a sus órdenes. 
Cuídense, amen y disfruten 
Ale :)







*Ideas basadas en la clase "Buenos días, Kabbalah" con la maestra Yudi Grundman. Vayerá 2016
**Receta adaptada de EveryLastBiteMe

Comentarios

Miembro de

Miembro de

Miembro de

Tienda de productos orgánicos en Facebook

Entradas populares