Longevidad, divino tesoro... y unos tamalitos veganos

"La lucha contra el tiempo, nunca termina bien". 

La magia de ser mamá

No sé desde cuando nos han vendido la idea de ir contra el tiempo. Toda esa industria que nos promete disminuir arrugas, levantar tetas y nalgas como si no hubiera gravedad; mantenernos jóvenes o hasta casi detenerlo. Y ahí nos tienen (perdón por generalizar, así me siento menos mal). De hecho, antes de ser mamá, era clientaza de los "spa", cremas faciales, cosméticos y todas esas cosas que prometen hacerte ver mejor. A veces tenía suerte y lo conseguía...


En cuanto supe de mi embarazo y empecé a leer sobre los contenidos de algunos productos que usaba, fui dejándolos de a poco. Empezando por mis placenteros faciales. Ya cuando nació mi hija, seguí con el maquillaje; no me gustaba saber que su pielecita que tanto me gusta sentir y besar, se ensuciara con toda esa cosa y entonces enfoqué todas mis energías a nutrirme y "embellecerme" por dentro, para así nutrirla a ella. Así es la magia de mamá.

Y digo magia, porque "verse" bien, según los parámetros sociales y ser mamá, es para mí eso: ¡magia! por eso siempre me sorprende y admiro a las mamis que veo guapas y arregladas. Yo prefiero mi gorra, mis pants y todo aquello que me de más bienestar a largo plazo: comodidad, alimentación, ejercicio...y  lo que el tiempo me permita con todo y mascarillas caseras de ingredientes naturales, el yoga y si se puede, hasta el HIIT.

La verdad es que no quiero ser eternamente joven, tanto como tener una vida larga y plena. Veremos


Prithvi Mudra. La mudra Terrestre ayuda a compensar una carencia de energía terrestre en el cuerpo, que puede conllevar cansancio físico y una disminución de la vitalidad. Cuando al caminar uno se siente ligero e inestable, puede practicar esta mudra para reestablecer el equilibrio de una forma rápida




A aventar el bofe con el HIIT

Aunque mi queja recurrente es casi siempre la de "es que no me alcanza el tiempo", lo cierto es que querer hacer mil cosas a la vez tiene su ventaja: te obliga a priorizar e ingeniártelas para hacer lo importante sobre lo urgente. 

Así, cuando llevo al parque a mi hija y se sube al columpio, aprovecho y hago sentadillas... cuando me tiro al tapete de yoga y viene sobre mí; es oportunidad de abdominales y si quiere saltar, pues aprovecho y la levanto para hacer hombro. 

Cuando mejor me va y puedo tomarme 7 minutos continuos, aplico esta rutina buenísima. Sí, tan sólo de SIETE minutos, pero con sus debidas reservas y precauciones. Confieso que las primeras veces, no llegaba ni a los cinco. Es el famoso entrenamiento en intervalos de alta intesidad (HIIT por sus siglas en inglés). Sus beneficios son muchos, como por ejemplo: disminuir la grasa corporal, aumentar la fuerza muscular y, por supuesto ayudar a la resistencia cardiovascular. Pero como siempre: no todo es para todos. Así que chequen y a ver si les late. 





Mi nuevo recetario

La novedad es que estos últimos días estuve muy dedicada a la creación de mi primer recetario digital en forma, cosa que me tiene muy contenta y emocionada (y con pancita de más, por tanta prueba). 

Son seis recetas prácticas, deliciosas y, por supuesto, sanas que les van a encantar: un pastelito de cerezas, un brownie chocolatoso, unas galletas de avena veganas y otras de almendra sin gluten; un bizcocho de chocolate vegano, sin gluten y unos muffins de plátano. Además incluí una tabla de equivalencias de ingredientes que será de mucha utilidad y tips para hornear en general. En verdad es algo de lo que me siento muy satisfecha. 

Yo sé que abundan las recetas gratis en la red, pero de verdad, de 10 que he hecho, una queda bien. Me choca que no pongan ajustes o tips en muchas de ellas y nada más nos hagan gastar tiempo y dinero. Ese es uno de los principales puntos que quise ahorrarles. Son recetas traducidas, nutritivas, probadas y deliciosas. O sea, no hay pierde. 

Su precio es de 50 pesos mexicanos, pero a partir del 16 de febrero será de 70 pesos. Si se animan, aquí lo pueden comprar por paypal 

https://aletorreslive.blogspot.mx/p/tienda.html


La receta de la semana

Reza el dicho: "Para todo mal, tamal... y para todo bien, también" (aunque con mezcal también aplica), aquí la receta de la semana. Aprovechando que ya viene el día de la Candelaria, donde los afortunados padrinos de los niñitos de las roscas de reyes tienen que lucirse con los tamales, ¿por qué no hacerlo con unos ricos y saludables tamales veganos?
Este fin los hice de fresa y chocolate. Si los quieren de fresa, pueden ver la receta en este post: Tamales de fresa veganos
Para los tamales de chocolate:



Ingredientes:

70 gramos de chocolate semiamargo (yo usé cacao puro) rallado o en trozo
100 gramos de aceite de coco
1/2 taza de azúcar de coco (puedes poner un poco más, porque no son muy dulces)
250-300 gramos de masa de maíz nixtamalizada
Pizca de sal
Media taza de nuez picada
Hojas de maíz para tamal

Cómo hacer:

-Derrite el chocolate y el aceite de coco a baño maría (o dentro del microondas). Agrega el azúcar y bate hasta que se disuelva.
-Vierte la mezcla anterior a la masa, agrega la nuez y amasa con tus manos, hasta que se integren todos los ingredientes
-Coloca tres cucharadas de masa en cada hoja de tamal, dobla y amarra si lo prefieres.
-Coloca los tamales dentro de una olla vaporera y cuece por una hora o hasta que el tamal se desprenda fácilmente de la hoja,
-Decora con crema de almendras

Espero les gusten tanto como a mí... y disfruten sin tantos estragos en su salud. Yo me voy a hacer más,  para mandar a Colima.

Nos leemos pronto. Cuídense, amen y disfruten! ;)

Comentarios

Miembro de

Miembro de

Miembro de

Tienda de productos orgánicos en Facebook

Entradas populares